Carambola de tres vehículos en “El Cortijo“

  • Uno de los involucrados al querer esquivar un perrito provocó este percance.
  • Daños materiales cuantiosos en las tres unidades.

H. Tlapacoyan, Ver.- Un perrito el cual se atravesó sobre la carretera federal fue el detonante de una fuerte carambola en donde se vieron involucradas tres unidades, debido a que una unidad de taxi frenó para evitar atropellar al animalito.Estos hechos se registraron sobre la carretera federal Martínez de la Torre – Tlapacoyan, a la altura del lugar conocido como El Cortijo, perteneciente al municipio de Tlapacoyan lugar donde las tres unidades quedaron varadas varios minutos, provocando congestionamiento en ese sector.Antes esta situación se movilizaron elementos de la Policía Municipal de ese municipio, encontrando las tres unidades la primera de estas una Ford tipo F150 color rojo, con placas MGW-27-77 del estado de México que transportaba toronja, quedando regadas en la cinta asfáltica y conducida por Gabriel Naveda Landero de 20 años de edad, vecino de la colonia Linda Vista de Martínez de la Torre.El otro vehículo se trata de una camioneta Ford F350 color amarillo con rojo, con placas XS-79-868 del estado de Veracruz tripulada por Celestino Villanueva García de 52 años de edad, oriundo del municipio de Emilio Carranza de Sautla, Puebla quien es comerciante.En la parte trasera de esta camioneta quedó un Volkswagen tipo Jetta color rojo, con placas YGU-39-06 del estado, conducida por Elena C. O. del municipio de Tlapacoyan y es profesora.Ante este accidente se registraron daños materiales cuantiosos, los conductores involucrados aseguraron el conductor del taxi fue el probable responsable al detener la marcha para evitar atropellar a un perrito retirándose del lugar momentos después.También acudieron elementos de Protección Civil así como de la Guardia Nacional dirección Carreteras estos últimos realizaron el peritaje correspondiente ordenando la presencia de grúas, los cuales remitieron las unidades al corralón mientras se lleva a cabo el deslinde de responsabilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *